Taking too long? Close loading screen.

018000 942121

Línea Nacional Gratuita

+1 5190900

PBX Bogotá

Lun - Vier 8:00 - 5:30

Tienda Online 24 horas

Menú
No hay productos en el carrito

La importancia de la decoración en pastelería Arte Dulce

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La decoración es un asunto muy importante en la pastelería, por eso no debe descuidarse. Cautive a los clientes con un decorado atractivo y apetitoso para los paladares más exigentes. El pastel. No existe celebración grande o pequeña en la que falte este delicioso y llamativo elemento. Incluso, puede llegar a ser el centro de atracción y siempre es merecedor de un comentario. Redondo, cuadrado, en forma de corazón, castillo o súper héroe; para dos personas, de tres, cinco y hasta más pisos. Con crema blanca, chocolate, pastillaje, flores… amarillo, verde, blanco con negro o de muchos colores. Todo se vale con tal de que sea acorde con la ocasión, esté delicioso y se vea muy apetitoso y original. Decorar pasteles es hoy todo un arte. Requiere no solo de la experiencia y la técnica del pastelero, sino de su creatividad ilimitada. Adicionalmente, cada vez hay más exigencias por parte de los clientes que además de un delicioso sabor esperan una pieza única y diferente. “Todo entra por los ojos. Sin una decoración estética y llamativa, el producto no es exitoso”, afirma Juan Manuel Arias, ingeniero de alimentos de la Universidad Nacional, quien lleva más de 30 años aprendiendo y enseñando sobre este tema. Con el propósito de atraer la atención de los clientes, es necesario contar con una buena preparación para que el pastel sea atractivo. “Que sepa bien y que sea bonito es la fórmula para que el cliente vuelva. Las tendencias actuales muestran pasteles con sabores suaves y ligeros, elaborados con materias primas naturales que retoman la tradición artesanal y que están acompañados de decoraciones que incluyen ingredientes livianos y saludables, sin que ello limite las infinitas posibilidades de crear piezas atractivas, llenas de color y acordes con los distintos tipos de ocasión”, afirma el experto. Productos como las gelatinas y el glasé son una magnífica opción, ya que cuentan con poco azúcar. Por otro lado, aprovechar los frutos autóctonos de cada región abre aún más las posibilidades para decorar y proporcionar sabores dulces y naturales. Lo importante es que además de ser sano, el resultado final sea atractivo y rico, como si tuviera azúcar normal. Al fin y al cabo un pastel nunca dejará de ser una “dulce tentación”. Recuerde: muchas veces es más importante tener novedosas ideas que conocer grandes técnicas. Llamativo a la vista y delicioso al paladar… esa es la clave. LA DECORACIÓN EVOLUCIONA   Existen muchas maneras de decorar pasteles. Según la ocasión, las posibilidades son infinitas. A continuación, algunos pasos para tener en cuenta en este proceso: •  Sea creativo. Recuerde que no existen límites para la decoración de un pastel. •  Busque reflejar a través de sus creaciones los sentimientos, gustos o intereses de las personas. •   Las cubiertas laminadas de pastillaje transmiten sobriedad y suelen usarse para ocasiones formales como matrimonios, grados, quince años, etc.   Los contrastes fuertes de color y el uso de formas y figuras geométricas pueden hacer de un pastel una pieza de diseño con mucha aceptación.  También los personalizados, que hacen parte de la temática de la celebración. •  Las frutas enteras o en cortes ofrecen diferentes posibilidades a la hora de decorar; afortunadamente nuestro país es abundante y rico en variedad. Adicionalmente, este tipo de decoración se convierte en una alternativa saludable para el cliente que por una u otra razón consume menos azúcar. •   Aunque aún no se consiguen con facilidad en nuestro país, los ticings aportan mucho estilo y personalidad a los pasteles. Esta tendencia consiste en pegatinas comestibles con diseños impresos que facilitan y agilizan el decorado, pues cuentan con diferentes motivos según la ocasión. No contienen gluten. Para finalizar, no olvide que ser pastelero es sinónimo de creatividad y que decorar pasteles puede convertirse en todo un placer. Con imaginación y disposición es posible hacer piezas de repostería únicas, originales e irresistibles.  ]]>

Deja un Comentario