Taking too long? Close loading screen.

Tan bueno como el pan

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Tan bueno como el pan

Fundamental en la dieta diaria

El pan se utiliza como base de la alimentación desde hace más de 11.000 años. Desempeña un papel fundamental en la dieta como alimento básico para satisfacer los requerimientos energéticos y nutricionales de los seres humanos.
 
La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja una ingesta óptima de 200-250 g/día, lo que mejoraría el aporte calórico de macronutrientes y micronutrientes de la dieta.
 
El pan es fuente de:
 
Carbohidratos. El componente principal del pan es el almidón, un hidrato de carbono que proporciona a nuestro organismo la energía que necesita.
 
Fibra. El pan es fuente de fibra, principalmente la variedad integral, que contiene en fibra dietética unos 7,5/100 g, mientras que el blanco aporta unos 3,5/100 g.
 
Proteínas. El pan contiene entre 7 y 10% de proteínas que, consumidas junto con otros alimentos como la carne, mejora la calidad de la proteína total ingerida.
 
Grasas. Están presentes en bajas cantidades. En Colombia los panes tradicionales (pan blandito, pan rollo) contienen 6 gramos de grasa por unidad, beneficiosos para el organismo.
 
Vitaminas. Un consumo de 100 g de pan nos aporta 5% de las ingestas diarias recomendadas de vitamina B1, niacina y folatos.
 
Minerales. El pan nos aporta principalmente selenio, zinc y hierro, y en menor cantidad magnesio, potasio, calcio y yodo.
 
 
Tipos de pan y sus aportes
 
El pan integral ofrece más fibra, vitaminas, minerales, ácidos grasos, antioxidantes y proteínas más completas.
El pan de avena es más rico en calcio.
El pan de centeno es más rico en potasio.
El pan de trigo es más rico en magnesio.
 ]]>

Deja un Comentario