Taking too long? Close loading screen.

Siembre en sus hijos IDEAS EMPRENDEDORAS

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Siembre en sus hijos IDEAS EMPRENDEDORAS Aunque los padres no pueden asegurarles el éxito a sus hijos, sí pueden motivarlos a tener ideas emprendedoras que les permitan pensar creativamente en un camino financiero más seguro.

Aprender sobre el valor del trabajo es parte fundamental de la educación que niños y jóvenes deben recibir en colegios y universidades;sin embargo, esta también debe ser una tarea rigurosa de los padres con el fin de incentivar a sus hijos e involucrarlos en el mundo empresarial paulatinamente.
Y aunque para muchos esta misión puede resultar titànica, con pequeñas acciones los menores pueden ir acogiendo el emprendimiento como una valiosa herramienta, que les permitirá ir descubriendo la importancia de pensar en posibilidades para su futuro.
De acuerdo con Felipe Parra, psicoterapeuta de Construir Familia, desde pequeños, los niños empiezan a preguntarles a sus padres cómo lograron llegar a donde se encuentran ahora y cómo construyeron su negocio; por eso, una excelente idea es permitirles conocer la historia de este proceso. “Contarles a los hijos la forma como construyeron la empresa y lograron la meta de tener un negocio, resulta fascinante para los menores y este es un buen método para que ellos se aventuren a ser emprendedores mas adelante”, comenta el profesional.
Emprendimiento, no trabajo infantil Aunque inculcar la cultura del emprendimiento en los hijos los acerca al mundo laboral, esto no debe traspasar las fronteras del trabajo infantil, por lo que el niño no deberá laborar con el fin de obtener ganancias de esta actividad, sino que debe ser únicamente para aprendizaje.
Según el  Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el trabajo infantil es aquel realizado por un niño o adolescente que no alcance la edad mínima especificada para el tipo de trabajo de que se trate, según determine la legislación nacional, y que , por lo tanto, impida la educación y el pleno desarrollo del menor.
Esto significa, entonces, que enseñar sobre el emprendimiento implica encaminar al menor sin obligarlo a hacer algo que no quiere y que vulnere sus derechos. Según Parra, una buena opción es designarle pequeñas labores negociadas, en su tiempo libre, y que lo acerquen al negocio de la familia en caso de que exista. Por ejemplo, puede organizar algunas cosas que no le representen riesgo, contestar el teléfono o limpiar algunos objetos.
En el caso de la panadería, mostrarles a los jóvenes y niños los procesos que se llevan a cabo en esta, asì como las funciones de cada persona, es fundamental para que se hagan una idea del entorno y que, poco a poco, puedan ir aprendiendo y contribuyendo con sus objetivos en el negocio. Esto permite que exista cohesión familiar y empresarial, lo cual genera en los niños creatividad y emprendimiento, y les da la posibilidad de ser mas autonomos, participativos y   socialmente activos.
La clave es motivar la creatividad
Sin duda alguna, el emprendimiento es sinónimo de creatividad, por lo que es fundamental estimular este factor en sus hijos. Para eso, Bogotà Emprende, en su documento Activa tu capacidad creativa, escrito por Orlando Castro, reafirma que es importante seguir estos concejos:
* Ninguna idea es mala. No deseche inmediatamente una idea del niño o joven, ya que, ademas de limitarlo, puede dejar pasar una buena oportunidad.
* Nunca deje de observar. Motìvelo a percatarse de lo que lo rodea y de las situaciones  que vive a diario para permitirle que cree nuevas ideas.
* Consultar. Hágale ver a su hijo que aunque sus pensamientos sean buenos siempre es necesario escuchar los concejos de quienes tienen más experiencia.
* Hay que ejercitar el cerebro. Leer sobre temas diferentes o desconocidos es una excelente opción  para que surjan nuevas ideas y así tener una visión mas amplia.
* Y lo mas importante: creer. Inculque en su hijo el significado de confiar en sí mismo y en sus capacidades sin importar los fracasos o intentos fallidos.
Ley del primer empleo Desde hace dos años existe en Colombia  la ley 1429 del 2010, la cual tiene como principal objetivo apoyar el emprendimiento y facilitar a los menores de 28 años y recién graduados el acceso a un empleo. A noviembre del 2012 se reportaron 466.164 empleos formalizados bajo esta norma.
Por su parte, aquellas empresas que empleen a los jóvenes tienen algunos incentivos como tomar los aportes de parafiscales  correspondientes a los nuevos empleos como descuento tributario para efectos de la determinación del impuesto sobre la renta.
Esta ley, además,  compensa para los jóvenes los costos de la entrada de sus empresas a la formalidad.
Así, las pequeñas compañías que se crearon a partir del 29 de diciembre del 2010, cuentan con los siguientes beneficios:
* No deberán pagar el costo de la matrícula mercantil durante el primer año. En los siguientes dos años pagaran el 50 y el 75% de la tarifa establecida.
* No pagarán impuestos de renta en sus dos primeros años de operación
* Tendrán descuentos en el pago de parafiscales, los cuales aplican dependiendo del tiempo que lleve la empresa desarrollando su principal actividad. Así, habrá un descuento del 100% en los dos primeros años,del 75% en el tercer año, del 50% en el cuarto  y del 25% en el quinto..
]]>

Deja un Comentario