Taking too long? Close loading screen.

QUÍMICA ROMS, un negocio muy dulce

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

QUÍMICA ROMS, un negocio muy dulce.

Empeño y pasión por el trabajo son dos características fundamentales para el crecimiento paulatino de una empresa. Esa es la fórmula que aplica Óscar Rodríguez en la fábrica de chocolates Química Roms.
Crecer en medio de dulces y chocolates es un sueño de miles de niños, que se le cumplió a Óscar Rodríguez, quien desde muy pequeño sintió la experiencia de vivir en este ambiente, gracias a la fábrica de dulces de su padre que distribuía productos en la zona del Sumapaz en Cundinamarca. Así nació Química Roms, una compañía que hoy se ubica en el sur de Bogotá y que se inició con la preparación de “borrachitos”, chocolates de centro líquido con sabor a licor, que tuvieron una gran aceptación en el país.

Gracias al éxito de este producto, al espíritu emprendedor de y al sentido de autosuficiencia de esta compañía, surgió la idea de fabricar parte de sus propios insumos, razón por la cual  se creó la cobertura de chocolate, que sin duda alguna es su producto estrella. Actualmente, este negocio familiar cuenta con 29 empleados que se distribuyen en Química Roms  y dos plantas adicionales.

Rodríguez, oriundo de Fusagasugá (Cundinamarca) y gemólogo de profesión, lleva las riendas de la empresa desde la gerencia general, y afirma que la perseverancia ha sido la clave para lograr de este un negocio próspero, pero sin olvidar la importancia de ser una persona correcta, tanto con los clientes como con los proveedores y colaboradores. Igualmente, resalta el papel fundamental que ha tenido en la fábrica su esposa Sandra Moncada, gerente administrativa de la marca a quien, gracias a su gestión, ha propiciado una gran evolución de Química Roms. La disposición para trabajar día a día es sin duda uno de los pasos que permiten que el negocio crezca; sin embargo, asegura que los obstáculos hacen parte del proceso. “La dificultad más grande que tuvimos fue precisamente empezar.” Comenzar un proyecto, independiente del que sea, y dar el primer paso, es lo más difícil. de ahí en adelante los tropiezos se van sorteando, pero lo más importante es tener disciplina”, afirma.

En la actualidad, la empresa cuenta con un gran número de clientes que se distribuyen entre las industrias, microindustrias, panaderías y autoservicios: este hecho les permite mirar hacia atrás y revisar los pasos que se han recorrido y las proyecciones que se pueden hacer a futuro. Adicionalmente, Rodríguez resalta la importancia que ha tenido la capacitación en todas las áreas de su negocio, la cual permite que haya una conexión entre todos los trabajadores para sacar al mercado productos de excelente calidad.
Esto sumado al compromiso que día a día asumen todos sus empleados, ha sido fundamental para que Química Roms cumpla a cabalidad con su labor. Los directivos de esta empresa esperan seguir creciendo personal y empresarialmente, y les recomiendan a aquellos que buscan entrar en el campo de los alimentos, que se rodeen de personas honestas y profesionales que puedan hacer un gran aporte, ya que con este negocio es posible llegar a todo tipo de público.

Deja un Comentario

Chatea con Nosotros