Taking too long? Close loading screen.

Por una vida más saludable

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Por una vida más saludable

UN ALTO A LAS GRASAS TRANS

Afecciones coronarias y aumento del colesterol son algunas de las consecuencias del consumo excesivo de grasas trans. Min salud y Protección Social reglamentó su uso. Ahora Colombia hace parte de los países que cuentan con una regulación sobre los contenidos de grasas trans en los alimentos, componentes que, al ser consumidos y combinados con una vida sedentaria, pueden traer graves consecuencias para la salud cardiovascular. Además, se ha demostrado que aumentan considerablemente los niveles de colesterol malo (LDL) y reducen los del bueno (HDL). Según Martha Castro, jefe de Investigación y Desarrollo de Sigra, este tipo de grasas se puede encontrar naturalmente en productos de origen animal como las carnes de rumiantes o mantecas, pero también se forma cuando los aceites vegetales son sometidos a un proceso industrial de hidrogenación parcial, el cual consiste en inyectarles hidrógeno para solidificarlas o semisolidificarlas Cuando la elaboración de determinados productos, como las margarinas, exigen que tengan mayor consistencia. Debido a este proceso, es común encontrar en el mercado alimentos de consumo masivo con dosis de grasas trans, como los fritos, las comidas rápidas, procesados y algunos productos de panadería y pastelería.   La normativa colombiana El Ministerio de Salud y Protección Social expidió la Resolución 2508 del 2012, la cual tiene como principal objetivo establecer los requisitos que deben cumplir los alimentos que contengan grasas trans. Esta norma aplica a las comidas que se produzcan, se procesen y se importen en el territorio nacional. Así, la industria debe cumplir con los siguientes requerimientos:
  • Los aceites vegetales y margarinas para untar que se venden directamente al consumidor, no deben superar los 2 gramos de ácidos grasos trans por cada 100 gramos de materia grasa.
  • El contenido de ácidos grasos trans en las grasas y aceites que se utilizan en la industria de alimentos o en panaderías, restaurantes o servicios de comida, pueden contener hasta 5 gramos por cada 100 gramos de materia grasa
  • Las grasas trans que de manera natural existen en los alimentos no están sujetas a las exigencias anteriores.
  • La cantidad de grasas trans se debe expresar de 0,5 en 0,5 gramos para contenidos menores a 5 gramos. Cuando se trate de más de 5 gramos, la cifra debe ser el número de gramos más cercano a la unidad en una porción del alimento.
  • Todos los alimentos envasados que contengan grasas trans o saturadas lo deben declarar y presentar en la tabla de información nutricional.
Consciente de la importancia de cuidar la salud del consumidor, desde hace más de cinco años Sigra introdujo la tecnología necesaria en sus procesos productivos y formulaciones para lograr que sus margarinas sean libres de grasas trans, manteniendo las propiedades funcionales y de excelente textura de los productos finales. Datos de interés sobre la resolución y las grasas trans
  • El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) y las direcciones territoriales de salud vigilarán el cumplimiento de esta norma.
  • Con la resolución se pueden prevenir unas 26.331 muertes por infartos del corazón al año.
  • Casi todas las grasas trans que se consumen en Colombia provienen del proceso de hidrogenación parcial.
Revista Maestro Edición # 7. ]]>

Deja un Comentario

Chatea con Nosotros